Vithas Hospital Perpetuo Socorro

  • Pruebas Neurofisiológicas

    Potenciales evocados somestésicos

  • ¿Qué es?

  • Precio

  • Comprar
    prueba

  • <Volver al listado

Potenciales evocados somestésicos Pruebas Neurofisiológicas

¿TIENES DUDAS?

Potenciales evocados somestésicos de miembros inferiores o superiores

  • ¿Qué es?

    Los Potenciales Evocados son las técnicas que registran las respuestas cerebrales provocadas por estímulos sensitivos (visuales, auditivos o táctiles eléctricos). Se realizan por tanto por tres vías: la visual, la auditiva y la táctil. Según la vía escogida reciben distintos nombres. Potenciales evocados visuales (PEV), Potenciales evocados auditivos (PEA) o Potenciales evocados somatosensoriales (PESS). Para registrar estas ondas hay que provocar en el paciente varios cientos de estímulos, y promediar la respuesta recibida, ya que su amplitud es muy baja.

    El estímulo visual (mirar un cuadrado o recibir un flash) va a producir una onda típica en el área cerebral occipital que recibe la información visual. Los estímulos auditivos (tonos por un auricular) producen ondas que se registran con electrodos desde lejos del troncoencéfalo (cuero cabelludo, oreja, área de la mastoides). Los potenciales somatosensoriales son las respuestas inducidas por estímulos eléctricos próximos a los nervios que se exploran, en pies y manos; las respuestas se pueden registrar tanto a nivel del cuero cabelludo como en otras áreas intermedias (hombro, cuello, columna) ayudando así a examinar toda la vía sensitiva, y las distintas porciones.

  • ¿Para qué sirve?

    Estas técnicas de estudio se utilizan para valorar la integridad de las vías sensitivas, ya que si el estímulo visual, auditivo, o la sensación eléctrica dada en pies y manos no produce la onda esperable, en el tiempo y lugar adecuados, esto quiere decir que hay alguna interrupción de esa vía nerviosa, y por lo tanto, una posible enfermedad, alteración, anomalía…
    Ayudan por lo tanto a detectar lesiones y a clasificarlas sugiriendo unas causas u otras. Además son métodos de control evolutivo de procesos ya conocidos. En ocasiones son signos de progresión o mejoría de una enfermedad que no da síntomas o problemas claros al paciente.
    Son importantes en enfermedades como neuritis óptica, esclerosis múltiple, sorderas, traumatismos craneales, lesiones de médula espinal o tronco del encéfalo, neuropatías etc. Una alteración de los potenciales va a ayudar a su diagnóstico o a su exclusión. Como son ondas independientes de la voluntad del paciente, son datos objetivos, concluyentes de lesión o de normalidad, lo que es muy importante para la correlación entre las quejas del enfermo y la lesión real. En ocasiones incluso, las alteraciones de las vías preceden a la presencia de síntomas, ayudando al diagnóstico precoz de enfermedades que pueden ser tratables y tratadas con urgencia.

  • ¿Cómo se realiza?

    Para obtener las respuestas evocadas es preciso estimular adecuadamente la vía a explorar, y colocar los electrodos que van a recibir las respuestas. Los electrodos se colocan en cuero cabelludo y en los pabellones auditivos, pegándose con pasta conductora y colodión. Hay que limpiar el área de registro para evitar interferencias y resistencias elevadas.
    El estímulo visual consiste en mirar un cuadro en una pantalla. Si el paciente no puede colaborar, o es muy pequeño de edad, se puede medir la respuesta a un estímulo luminoso tipo flash. El estímulo auditivo son sonidos a través de auriculares. Para los PESS los estímulos son eléctricos, y se aplican en pies y manos.

  • ¿Cómo prepararte?

    Para someterte a esta prueba no requieres realizar ninguna preparación específica.

  • ¿Qué sientes?

    Durante la realización de estas pruebas no sientes nada. Lo único relevante es la duración de la prueba, ya que para obtener un potencial hay que promediar varios centenares de estímulos, por lo que las pruebas suelen ser largas. Habitualmente suelen durar, si el registro se realiza sin contratiempos, media hora (para los auditivos y los visuales) o una hora (para los PESS desde las cuatro extremidades).
    Los potenciales cognitivos requieren la colocación de todos los electrodos de EEG, generalmente con un casco. Después se realiza la maniobra que implica atención, que suele ser distinguir entre dos tipos de sonidos, contando o indicando de otro modo la presencia de uno de ellos. Hay que promediar también varios cientos de estímulos, por lo que es una prueba un poco larga, generalmente más de media hora.
    Riesgos y contraindicaciones

    No se conocen riesgos o contraindicaciones asociados a esta prueba. En cualquier caso, los médicos y especialistas que te atiendan en el  Hospital Vithas Perpetuo Socorro te informarán, tras evaluar y analizar minuciosamente tu caso concreto, de los posibles riesgos y contraindicaciones derivados de someterte a esta prueba, si los hubiera. Sólo se te someterá a esta prueba, una vez estos sean totalmente controlables.